jueves, 10 de diciembre de 2009

Sabiduría Japonesa. Proverbios.

Si haces planes para un año, siembra arroz, si los haces para dos lustros, planta árboles, si los haces para toda la vida, educa una persona.

Puedo derrotarte físicamente con o sin razón, pero solo puedo derrotar tu mente con un razonamiento.

Con leña prometida no se calienta la casa.

Un beso es como el agua salada, bebes y tu sed aumenta.

Puedes aplastar a una persona con el peso de tu lengua.

Jamás desesperes en medio de las mas sombrías aflicciones de tu vida, pues de las nubes mas negras cae agua limpia y fecundante.

Si quieres conocer el pasado mira el presente que es su resultado. Si quieres conocer el futuro, mira el presente que es su causa.

Un libro abierto es un cerebro que habla, cerrado un amigo que espera, olvidado un alma que perdona, destruido un corazón que llora.

Si te sientas en el camino, ponte frente a lo que aun has de andar y de espaldas a lo andado.

Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza.

La mayor conquista en el carácter de un guerrero es su propio temple.

Todos los hombres son sabios, unos antes, los otros… después.

No digas: es imposible. Di: no lo he hecho todavía.

Las grandes obras de las instituciones las sueñan los santos locos, las realizan los luchadores natos, las aprovechan los felices cuerdos y las critican los inútiles crónicos. KIOTO (Poeta japonés)

Los que se aferran a la vida mueren , los que desafian a la muerte sobreviven. (Filosofía samurai)

4 comentarios:

  1. Marce querido:
    ¿Què puede agregar èsta neòfita ante la sabidurìa japonesa?
    Solamente tomarè "No ès imposible-No lo he hecho todavìa"
    Marce,ès una lectura digna de un cuadrito o cuadro en colores para que todos lean .
    Hasta ahora ,todo lo publicado por vos tendrìan ese destino.
    Serìa maravilloso ,imagina .
    BACI TANTI..........................estela

    ResponderEliminar
  2. Gracias Estela,
    como siempre dándome infinitas fuerzas para seguir adelante...

    ResponderEliminar
  3. Para conservar la calma en momentos de ira hace falta practicar, primero con poca ira luego ir subiéndola... El camino nunca es lineal.

    ResponderEliminar